27 de enero de 2008

Cuando Éramos Mariposas - Poem 3

Cuando éramos silentes mariposas
varadas en las mareas del viento
y veíamos las rosas
como los únicos posibles milagros de estas tierras,
jamás se nos ocurría,
oh alma mía ,
separar la intensa fragancia de nuestra osada felicidad
de aquellas que nos trepaban por los sentidos y embriagaban
entre ensordecedoras risas más propias de tiernos niños.

¿Te acuerdas, oh alma mía?
Delicados y sublimes,
tan sabios por tan necios,
tan amados por tan insoportablemente desconocidos.



14 comentarios:

MartinAngelair dijo...

Otra figura que me encandila, y que desde niña llevo en mi saco de viaje, es la marioneta.

No concebía su sentir y me atraía ese misterio.

Yo estaba siempre arriba, posición inveterada a mi naturaleza, daba igual, de cuclillas o de puntillas.

Y ahora, ahora sé lo que siente la marioneta.

Obedece, sirve, ejecuta, actúa, incluso ama dependiendo del hilo del que tiren.

Se es sin ser.

He tenido suerte por haber cargado todo este tiempo a mis espaldas el peso de un personaje que se merece ser comprendido.

MartinAngelair dijo...

NINE INCH NAILS (MI NIN)

The Fragile (1999)

Disco LEFT

Mi ópera a tu documental.

JUST LIKE YOU IMAGINED (no lleva letra)

Buen viaje y buen destino

Gisela dijo...

Mientras te disfruto, oh alma mía... no te olvides de Sylvia Plath... Porfa.

Anónimo dijo...

encandílame.aaaah!

Gisela dijo...

Como este, Canción de amor de la joven loca:

Cierro los ojos y el mundo muere;
Levanto los párpados y nace todo nuevamente.
(Creo que te inventé en mi mente).

Las estrellas salen valseando en azul y rojo,
Sin sentir galopa la negrura:
Cierro los ojos y el mundo muere.

Soñé que me hechizabas en la cama,
Cantabas el sonido de la luna, me besabas locamente.
(Creo que te inventé en mi mente).

Dios cae del cielo, las llamas del infierno se debilitan:
Escapan serafines y soldados de satán:
Cierro los ojos y el mundo muere.

Imaginé que volverías como dijiste,
Pero crecí y olvidé tu nombre.
(Creo que te inventé en mi mente).

Debí haber amado al pájaro de trueno, no a ti;
Al menos cuando la primavera llega ruge nuevamente.
Cierro los ojos y el mundo muere.
(Creo que te inventé en mi mente).

Gisela dijo...

... de Sylvia Plath...

Anónimo dijo...

Un gusto exquisito. Lástima que no esté de moda ser exquisito. Pero tranquilo, aún quedamos unos cuantos. Además de S Plath... Alejandra Pizarnik. No se la pierdan. Buscaremos algo para que lo lean.

Anónimo dijo...

Alejandra Pizarnik:

no las palabras no hacen el amor
hacen la ausencia
si digo agua ¿beberé?
si digo pan ¿comeré?

Anónimo dijo...

Alejandra Pizarnik:

el centro
de un poema
es otro poema
el centro del centro
es la ausencia
en el centro de la ausencia
mi sombra es el centro
del centro del poema

Anónimo dijo...

mariposas en peligro de extinción, volando por aceras que no le pertenecen. Aunque alguna viéramos, de un manotazo la espantaríamos de nuestras "importantísimas " preocupaciones.

Anónimo dijo...

Syivia Plath:

DANZAS NOCTURNAS

Una sonrisa tuya cae en la hierba
y se pierde para siempre.

¿Y dónde se extraviarán
tus danzas nocturnas? ¿En las matemáticas?

Saltos y espirales tan puros-
sin duda recorren

eternamente el mundo, y no me quedaré
despojada de belleza: el don

de tu pequeña vida, tu olor
a pasto mojado cuando duermes, azucenas, azucenas

que no pueden compararse con tu carne.
La cala, los fríos pliegues de su ego,

y el lirio, embelleciéndose a sí mismo-
manchas, y un despliegue de pétalos ardientes.

Los cometas
tienen que atravesar tanto espacio,

tanta frialdad, tanto olvido.
Así se desvanecen sus gestos-

cálidos y humanos, y luego su luz rosada
sangrando y desollándose

a través de las amnesias negras del cielo.
Por qué me son otorgadas

estas lámparas, estos planetas
que caen como bendiciones, como copos de nieve

hexagonales, blancos
sobre mis ojos, mis labios, mis cabellos

rozándome y fundiéndose.
En ninguna parte.

Gertrude dijo...

Mariposas son tus ojos cuando ven y tus manos cuando escriben. Mariposas siempre azules :-) Siempre el azul, el Azul por venir. La música que estremece. Porque pronto volveremos a ser mariposas... cuando nos veamos de nuevo en el espejo.

MartinAngelair dijo...

Marioneta al fin y al cabo.

Dedos artículados...

Pies de pataleta...

Gesto de sorpresa...y de perdón (y de sorpresa...y de perdón)...

Escenario multicolor.

Cometa-Columpio (Oh Señor!!!)

Si volviese a nacer, me pediría ser de mayor, Marioneta de un Nené.

Rosario ( calor de julio ) dijo...

Yo ¡ adoro las mariposas ! y hasta las he sentido jugar por mi tripilla,adoro las mariposas y con tan solo leer su nombre recuerdo la palabra libertad,aun las veo casi a diario cuando paseo y se vienen detrás,adoro las mariposas y tu poema número 3.Rosario

 
Clicky Web Analytics