28 de enero de 2008

Portrait 67235

ghost1 antique grayscale - portrait 67235



12 comentarios:

El Príncipe Anarquista dijo...

El Príncipe Anarquista dice: Buena foto, de esas cálidas y suavemente pecaminosas. Carnavales privados donde nadie conoce a nadie. Sexo en la intimidad de la memoria.

Anónimo dijo...

el efecto ruido en los retratos en B/N da un toque especial a las fotos.

Anónimo dijo...

beldades del pasado. fantasmas nacidos de los sueños. guías de nuestras vidas hacia las próximas vidas. la muerte es sólo bella. el tránsito hacia el alma de mis sueños.

Fani dijo...

Ojalá pudiera vivir solamente en éxtasis, haciendo el cuerpo del poema con mi cuerpo, rescatando cada frase con mis días y con mis semanas, infundiéndole al poema mi soplo a medida que cada letra de cada palabra haya sido sacrificada en las ceremonias del vivir.

Alejandra Pizarnik-----------------

rober dijo...

the new Caravaggio style... women from the bottom of dreams... my dreams...

Gertrude dijo...

más allá de cualquier zona prohibida
hay un espejo para nuestra triste transparencia

Alejandra Pizarnik -

Anónimo dijo...

una danza ritual de iniciación. para no iniciados. la entrada a un nuevo mundo. ojos bien abiertos. eyes wide shut.

Anónimo dijo...

Sin embargo te advierto que estamos cosidos
A la misma estrella
Estamos cosidos por la misma música tendida
De uno a otro
Por la misma sombra gigante agitada como árbol
Seamos ese pedazo de cielo
Ese trozo en que pasa la aventura misteriosa
La aventura del planeta que estalla en pétalos de sueño.

V. Huidobro-

Anónimo dijo...

Sin embargo te advierto que estamos cosidos
A la misma estrella
Estamos cosidos por la misma música tendida
De uno a otro
Por la misma sombra gigante agitada como árbol
Seamos ese pedazo de cielo
Ese trozo en que pasa la aventura misteriosa
La aventura del planeta que estalla en pétalos de sueño.

V. Huidobro-

Gertrude dijo...

“Hay que desatar las malas pasiones”

Bakunin.

La subversión de los propios sueños: la única revolución.

MartinAngelair dijo...

Ironías del carnaval.

Ayer pensaba disfrazarme sumando vestido de coco años veinte y ángel alado de plumas suaves y pestañas de vértigo, todo ello para ver mejor y que me viesen mejor.

Estaba tan cansada y después me quedé tan triste al saber que un personajillo de cuento había estado enfermo que acabé en una mesa camilla cuadrada contando libros de bolsillo años 40 y 50. (Yo llevaba uno en el bolso y mi amigo y anfitrión tenía casi una colección heredada de su abuelo Ricardo).

Carnavales tranquilos y muy, muy curiosos.

caramelo dijo...

he andado dando vueltas por tu casa, disfrutando de tus pertenencias.

no había visto esta foto y me gusta, me gusta el efecto granulado de las sombras.

un beso

 
Clicky Web Analytics